La metamorfosis

Cuatro Torres Business Area (CTBA)

Cuatro Torres Business Area (CTBA). Buscar trabajo hoy en día es como escalar estas torres.

Época de cambio. Sobrepasado casi los seis primeros meses de 2017 he decidido recuperar el blog. Desde hace meses La Lupa de vgfornes no se había vuelto a posar sobre ningún tema de interés, ni sobre temas periodísticos ni sobre temas extremeños, ni siquiera sobre temas relacionados con las redes sociales o la comunicación 2.0, temas que predominaban en su última etapa. Con la primavera avanzada y cerca del verano he decidido recuperarlo y reconvertirlo en un diario de un periodista sin tribuna, es decir el diario de un desempleado, como tantos que hay en España, e ir contando las vicisitudes para encontrar empleo, o mejor dicho para no encontrarlo a la vista de las numerosas dificultades, trabas, escasas ofertas, etc… De ahí el título de este post: La metamorfosis. De Lupa a Tribuna. Es tiempo de cambio. Bienvenidos.

Nueva tribuna

Como buen diario que se precie empezaremos por el principio. El germen de este diario prendió el pasado verano, sobre el mes de septiembre cuando suele empezar el curso escolar y también el político. Por entonces escribí una entrada en Facebook indicando que empezaba un nuevo curso político en el que no iba a disponer de periódico para escribir noticias, radio para lanzar a las ondas mis palabras, ni televisión para contar historias audiovisuales. Es decir, acababa de tomar conciencia de que soy un periodista desempleado y por tanto sin una tribuna clásica para hacer lo que hacen los periodistas: contar historias.

Afortunadamente están internet y las redes sociales que se han convertido en el nuevo púlpito al que todo el mundo tiene acceso y desde donde todo el mundo puede expresarse y seguir contando historias.

Cuando pierdes el trabajo lo primero es buscar un nuevo empleo, tarea harto difícil si ya se ha cumplido una determinada edad y se pertenece a una generación del siglo pasado. Es como escalar una de esas torres que aparecen en la foto, una subida que se antoja muy complicada por la verticalidad, la falta de asideros y la gran cantidad de cristales-espejos que te reflejan día a día, subida tras subida, tu triste realidad.

La edad

Uno de los principales problemas como apuntaba en el párrafo anterior es la edad. Si has cumplido más de 40 todavía puede surgir algo, pero si sobrepasas los 50 y no eres un poco conocido despídete, al menos de trabajos relacionados con tu profesión. Para volver a ejercer de periodista tienes que tener muy pocos años, estar dispuesto a cobrar un sueldo de mileurista y echar muchas horas.

El inglés

Además de la edad, trayectoria de años hay otro hándicap, una especie de mantra que se repite en las ofertas laborales: el inglés. Tienes que saber el idioma de Shakespeare a la perfección, con gran dominio, con soltura, como si fueras nativo, como si España fuera una prolongación de la Gran Bretaña o un estado más de los Estados Unidos de América.

La Informática

Otro elemento fundamental para optar a una buena parte de empleos es saber Informática como si fueras el mismo Bill Gates. Que si nivel alto del paquete Office, que si debes saber manejar el programa Photoshop para hacer tratamiento de imágenes…

Cursos timo

Otro elemento común con el que se encuentran los desempleados son los cursos ‘fantásticos’ que te prometen una rápida colocación si se matriculas en sus clases y pagas las correspondientes cantidades de dinero que te darán acceso a sus cursos, sus prácticas. No hay que fiarse de academias que se anuncian ofreciendo trabajo en un sector concreto, como puede ser la hostelería, porque de lo que prometen a la realidad media una sima abisal. No dejan de ser ‘cursos timo’ o fraudes que juegan con la desesperación y las ganas de trabajar de muchas personas que buscan un empleo.

Cambios

Aunque pudiera parecer un desierto o un paisaje agreste que también describió Jesús Carrasco en su libro Intemperie, no todo está perdido y nunca hay que perder la esperanza, consejo obvio y manido pero cierto. Seguro que después de solicitar mil empleos, enviar cientos de curriculums alguno llegará a las manos adecuadas y abrirá una puerta a la esperanza y a los nuevos cambios.

Mi nombre es Vicente y mis apellidos Gómez Fornés. Soy periodista, community manager y apasionado de las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *