¿Por qué el virus ‘selfie’ se contagia a todas las redes sociales?

Selfie tomado durantes los Oscar de 2014.

Selfie tomado durante los Óscar de 2014, el más retuiteado de la historia.

Fueron apenas unos segundos, toda una constelación de estrellas de Hollywood se apretaron en el patio de butacas del Dolby Teather, y la imagen fue capturada por un teléfono móvil. Rápidamente se subió a la red y se convirtió en el ‘selfie’ más retuiteado de la historia, logrando 400.000 retuits en 15 minutos y haciendo que Twitter se bloqueara. Desde entonces este movimiento, que consiste en hacerse en un autorretrato, se ha disparado de forma espectacular y ha llenado las redes sociales más conocidas: Twitter, Facebook e Instagram. En todas ellas se ven ‘selfies’ de grupos y parodias de la ya histórica foto de los Óscars. Como dice la periodista Lucía Méndez ese contagio vertiginoso se debe la necesidad que tenemos todos de ser famosos, y gracias al ‘selfie’ nos sentimos un poco como Brad Pitt, Angelina Jolie, Bradley Cooper o Jennifer Lawrence.

El movimento ‘Selfie’

El fenómeno ‘selfie’ es reciente pero su auge ha sido tan espectacular que el diccionario de Oxford la eligió como la palabra estrella de 2013. Sin embargo su origen no es ni mucho menos de ahora si no que viene casi desde los inicios de la fotografía y a mediados del siglo XIX las autofotos eran algo frecuente. De hecho se tiene registrado como el primer selfie de la historia, la autofoto que se hizo un amante de la fotografía llamado Robert Cornelius en 1839 en Filadelfia.

Años después y gracias a la conjunción de una serie de factores como Internet, la aparición de las redes sociales, los teléfonos inteligentes equipados con cámaras de fotos, los ‘selfies’ se han convertido en una de las manifestaciones más populares del momento. Como indica Luis Castro en su blog Internet Básico el número de autorretratos en línea ha crecido proporcionalmente a la popularidad de las redes sociales en combinación con la popularidad y diseminación del uso de dispositivos como teléfonos y tabletas equipados con cámaras fotográficas.

Las motivaciones para hacerse un selfie son variadas y se han recogido en diferentes estudios y análisis, sobre todo estos días tras el fenómeno del ‘selfie’ de los Óscars. Entre otros se pueden enumerar los siguientes:

  • En primer lugar está el llamar la atención de otras personas. Obama, la familia real griega, el mismo Papa Francisco, la joven que se prueba un vestido en un Zara, todos ponen sus selfies en el universo digital para ser vistos, según Lucía Méndez.
  • Levantar la autoestima. Todos nos sentimos un poco narcisos y vernos en una foto permanentemente es como tener un espejo delante que nos devuelve nuestra propia imagen. En estos casos se habla de que puede tener algunas secuelas como una obsesión excesiva por colgar autorretratos y convertirnos en adictos.
  • Presumir de logros o o momentos determinados. Por ejemplo las fotos de los viajes a países exóticos o una noche inolvidable junto a la playa.
  • Toques de atención. Colocando una imagen nuestra en según que red social podemos llamar la atención de personas concretas.
Hasta el Papa Francisco ha sucumbido a la moda del 'selfie'

Hasta el Papa Francisco ha sucumbido a la moda del ‘selfie’

El ‘Selfie’ en las diferentes redes

Desde la noche de los Óscar la moda selfie se ha disparado de tal forma que ha contagiado a todas las redes sociales, pero fundamentalmente inunda Twitter, Instagram o Facebook.

  1. Twitter: Es la red por excelencia para que nuestro ‘selfie’ se expanda como la pólvora, veáse el caso del ‘selfie’ tomado por Ellen DeGeneres, la presentadora de los Óscar. Desde esa noche ha superado los tres millones de retuits y ocupa el primer lugar del top desbancando a la foto que se hizo el presidente Obama abrazando a su mujer tras vencer en su segundo mandato. Son numerosos los tuiteros que no han podido resistir a la tentación de hacerse una foto de grupo similar a la Bradley Cooper y compañía.
  2. Facebook: Los usuarios prefieren esta red social para colgar sus ‘selfies’ de momentos felices o divertidos, como las celebraciones navideñas, vacaciones idílicas…. La agencia británica Opinium publicó un informe local indicando que el 70 por ciento sacó un ‘selfie’ de esos momentos felices y optó por Facebook para colgarlo.
  3. Instagram. Según algunos estudios bajo el hashtag #selfie suma ya más de 83 millones de fotografías. Muchos de los usuarios utilizan Instagram para publicar uno o dos autorretratos diarios, e incluso algunos tienen en sus cuentas única y exclusivamente autofotos en las más variadas poses y posturas. De hecho se han realizado algunas clasificaciones según esas posturas de moda como recoge Luis Castro y de las que ponemos tres ejemplos:
  • Cara de gorrión (#sparrowface). Se inició en Japón y se popularizó en el resto del mundo a finales de 2013.
  • Cara de pato (#duckface). Es la más popular y se trata de mostrar en plan sensual labios y mirada. Mientras más exagerados se supone que resulta más gracioso.
  • Labios de pescado (#fishlips). Consiste en meter las mejillas hacia dentro, lo más que puedas obligando a los labios a simular la boca de un pescado.

El ‘selfie’ como negocio

Tras el fenómeno de los Óscars se han hecho los más variados análisis de los ‘selfies’ y entre ellos no se ha dejado escapar la vertiente de negocio, ya que detrás estaba una compañía tan potente como Samsumg que logró hacer la promoción más espectacular que se recuerde para su modelo Galaxy. La empresa se comprometió a donar un dólar por cada retuit de la famosa foto y fue la propia presentadora de la gala Ellen DeGeneres la que anunció en su programa que donaría tres millones de dólares a causas benéficas.

Este hecho no ha pasado desapercibido y se han hecho análisis como el de Milton Vela que analiza ‘5 criterios de negocio y buena sociedad a partir de los selfies’, donde como conclusión señala que las marcas se humanizan día a día más y esto incluye a las estrellas de Hollywood que parecían tener una imagen casi inalcanzable, pero cuando se portan como personas logran que su imagen dé la vuelta al mundo. Esto es lo que ocurrió en la famosa gala, ‘Samsumg formó parte de un comprtamiento común, pero en plena ceremonia de los Óscars y con la mitad del mundo atenta’. Fue una actuación sutil pero muy efectiva y que no ha parado de multiplicarse desde la entrega de los Óscars.

Con esta pequeña guía nos sumergimos en el mundo de los ‘selfies’, pero sin dejar de tener en cuenta que puede crear adicción y que como dice Lucía Méndez, ‘es la última tontería narcisista de este tiempo’, pero reconoce que para ser una mujer actual un día de estos tiene que hacerse un ‘selfie’ porque ‘antes muerta que anónima’.

This Post Has 16 Comments

    1. vgfornes

      Sí, jeje debería haber puesto fotos para ilustrar las diferentes poses pero no pude. En aquella época me imagino que no se conocían como selfies pero eran autorretratos, vamos que la moda viene muy de atrás.

  1. marisacampillo

    Guau, menudo trabajo de investigación!!! Muy ocurrente la elección y muy curioso de leer. Cuando yo empecé a hacer selfies fue para que saliéramos todos en las fotos de grupo, nunca pensé que esto fuera a llegar tan lejos, jaja!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *