Si ves la tele, tuitea o cómo triunfar en la televisión social

Domingo noche: ‘No se si ver #Salvados o #ViajandoConChester‘.  Hace unos años sería impensable enterarte de una disyuntiva semejante, pero desde la aparición de las redes sociales ya se puede lanzar una pregunta así a los cuatro vientos para obtener una respuesta o un consejo de otro telespectador. Es lo que se llama la televisión social o Social TV, que se basa en el uso simultáneo de las redes sociales, en especial Twitter, y la antes llamada ‘caja tonta’. Es una tendencia  imparable y cada vez más programas de televisión incluyen durante su emisión una etiqueta o hashtag para invitar a los telespectadores a interactuar con ellos. Estudios recientes analizan esta relación y llegan a la conclusión de que la actividad en las redes sociales y los niveles de audiencia están estrechamente relacionados. Un informe sobre los Trending Topic en España muestra que la televisión acapara el 35 por ciento. Tanto para los telespectadores como para las cadenas de televisión supone algo beneficioso. Veamos por qué.


Cada vez es más habitual tuitear mientras se ve la tele.

Cada vez es más habitual tuitear mientras se ve la tele.

Cinco razones por las que el telespectador debe tuitear

 

No es algo obligatorio ni que haya que imponer por mandato, pero ver un programa concreto mientras se hace un recorrido por Twitter puede resultar más entretenido por diferentes razones:

  1. Participas en un chat gigante: Dicen que Twitter es un chat gigante que te permite llegar a sitios insospechados. Con las etiquetas o hashtag tienes fácil unirte a cualquier conversación sobre un evento deportivo como un derbi Real MadridAtlético de Madrid, un reality show como Gran Hermano VIP, o un programa de cocina como TopChef. De esa forma puedes intercambiar opiniones y diferentes puntos de vista con otros televidentes.
  2. Puedes contactar con referentes (actores, deportistas, escritores…): Al participar en ese chat gigante puedes encontrar a futbolistas que están diputando el partido que ves; al actor que protagoniza la serie de moda o al concursante de un determinado programa de cocina. De esa forma puedes dejarle mensajes directos y si hay suerte obtener algún tipo de respuesta. De hecho hay actores que promocionan sus series a través de Twitter y no tienen inconveniente en intercambiar opiniones con fans y seguidores.
  3. Contribuyes al éxito o al fracaso de programas: Cada vez más las redes sociales, y en especial la red de microblogging, se convierten en el termómetro para saber si un programa triunfará o terminará abandonando la parrilla televisiva. Es el caso del programa MasterChef de TVE 1 que no tuvo mucha audiencia en sus primeros programas y sin embargo tuvo una excelente acogida en Twitter y fue incrementando el número de televidentes hasta terminar con una más que aceptable audiencia. En otros casos un repaso a los comentarios negativos permite adivinar que una serie va a durar muy poco como ocurrió conFamilia’ en Telecinco o ‘Bienvenidos al Lolita’ en Antenas 3, o ahora con El Capitán Alatriste.
  4. Creas etiquetas o términos curiosos: Es otro de los alicientes de la red social del pajarito azul donde puedes crear ingeniosos hashtag para referirte a series o programas. El más paradigmático de todos ellos es el término ‘#Tróspido’ que se acuñó para referirse a los participantes en el reality sohw de Cuatro ‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?‘ y tuvo tanto éxito que se ha convertido en un término habitual y común para referirse a concursantes peculiares.
  5. Tienes el ‘poder’: A modo de conclusión y como recopilación de las anteriores se puede decir que quien maneja el Twitter es como el que antes manejaba el mando de la televisión, es decir tiene el poder y puede encumbrar o arruinar un programa televisivo.

 


 

 

Cinco razones por la que las cadenas deben estar en Twitter

Si los espectadores tienen un entretenimiento con Twitter, las cadenas de televisión tiene en él un nuevo aliado para conocer más y mejor los gustos de la audiencia.

  1. Fomentan la fidelidad: A través de las redes sociales las cadenas pueden incrementar la fidelidad de sus telespectadores e invitarles a interactuar de manera directa. Un ejemplo es el programa ‘El Hormiguero’ de Antena 3, que cuida al máximo su presencia en redes y en cada emisión incluye una etiqueta específica.
  2. A más comentarios más audiencia: No es algo automático ni que se cumpla a rajatabla pero sí que es un buen indicio y puede determinar el recorrido que puede tener una serie o un programa determinado. Si despierta mucho interés en la red con los primeros capítulos es un buen augurio. Por ejemplo la serie ‘Hermanos’ de Telecinco empezó con fuerza en Twitter y aunque perdió fuelle se ha mantenido con una audiencia aceptable durante seis episodios.
  3. Elegir público objetivo: Con las etiquetas, mensajes y determinadas acciones las cadenas pueden elegir el público más acorde para sus programas. Twitter se define como una herramienta joven, multicultural, urbana y por ahí pueden ‘pescar’ un público más concreto para convertirse en un éxito o fenómeno en redes sociales.
  4. Pueden teledirigir sus contenidos: Los enfrentamientos, peleas en plató o relaciones sentimentales generan audiencia y eso bien condimentado con etiquetas, comentarios o capturas lanzadas en la red procuran buenos réditos. Ejemplos de esto son los realitys tipo ‘Gran Hermano’ o el programa ‘Sálvame’, que suelen figurar entre los más comentados de la red.
  5. Mayor posicionamiento: Asociarse con una marcas durante la retransmisión de un programa; las retransmisiones repetidas de series como ‘La que se se avecina’; los programas musicales o de entretenimiento como ‘Tu cara me suena’ o ‘Pequeños gigantes’ son estrategias que también contribuyen a un mejor posicionamiento de las diferentes cadenas en redes sociales y les ayudan a convertirse en tendencia.

 

Hasta aquí mi humilde aportación sobre la Social TV, y vosotros ¿qué opináis? ¿se alimentan las redes sociales y las televisiones? ¿existe una sinergia entre ambas?.

Mi nombre es Vicente y mis apellidos Gómez Fornés. Soy periodista, community manager y apasionado de las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *