El árbol de la vida

Acabo de ver El árbol de la vida, penúltima película de Terrence Malick y ganadora de la Palma de oro en Cannes. De entrada hay que aclarar que no es una cinta para todos los públicos. Aquellos acostumbrados al cine convencional, es decir a películas con argumento, nudo, desarrollo y desenlace, abstengánse de ir a verla, de lo contrario se arrepentirán de haber entrado en la sala y, sobre todo, de haber pagado una entrada. Por el contrario para los amantes del cine es una cita ineludible ya que podrán de disfrutar de cine con mayúsculas, de una película que es pura poesía. Malick utiliza como argumento la vida de una familia texana en los años 50, pero esto es solo un pretexto para ahondar en dualidades como vida y muerte o bondad y maldad, aquí encarnadas por el padre y la madre, unos estupendos Brad Pitt y Jessica Chastain. Uno de los principales motivos de desconcierto de los espectadores no avisados es que apenas esbozada la historia esta da un giro de 180 grados y cual si fuera un documental de La 2 o de National Geographic se adentra en el origen del universo con unas impactantes imágenes al ritmo de una sobrecogedora música. Pasado ese paréntesis se centra de lleno en la familia narrando el nacimiento de los tres hijos y su desarrollo hasta la adolescencia con unos bellos fotogramas y otra vez con una impactante banda sonora. La película ya dividió a los críticos en Cannes entre los que la consideraban una obra maestra y quienes veían en ella una paranoia o ralladura de coco de Terrence Malik.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s