Tintín, o como de la unión de dos genios sale una obra casi maestra

He visto Tintín y no he podido resistirme a poner unas líneas para retomar la actividad del blog tras semanas de parón. De la unión de dos genios como Steven Spielberg y Peter Jackson no podía resultar nada más que una buena película y ‘Las aventuras de Tíntín, El Secreto del Unicornio’, lo es. Es una cinta entretenida, de las de aventuras, como las de antes, con unas buenas dosis de acción, una historia que engancha y con una gran fidelidad al personaje creado por Hergé. Desde los primeros fotogramas se aprecia el cuidado y esmero que los dos directores han puesto a la hora de llevar al séptimo arte el popular personaje de cómic, que apareció impreso por primera vez en 1929. Los guiños son constantes como ese pintor callejero que inmortaliza a Tintín y que no es otro que el propio Hergé; la persecución de Tintín y el capitán Haddock en la moto que recuerda a Indiana Jones; o la inclusion de casi todos los personajes del cómic como Hernández y Fernández, la Castafiore (se echa de menos al profesor Tornasol, pero seguro que sale en las próximas entregas). Otro acierto del filme es Milú, el perro que acompaña fielmente a Titín por todo el mundo y le saca de no pocos apuros. Las imágenes que protagoniza son de las más divertidas de la película, como la persecución en furgoneta, bicicleta, coche o sobre el lomo y bajo las ubres de unas vacas; o la disputa con el capitán por las gotas de alcohol flotante.
La música del gran John Williams es otro de los aciertos y sus notas envuelven al personaje como lo hacían, en otra de las grandes cintas de Spielberg, al extraterrestre ET.
Aunque las primeras críticas llegadas de América hablaban de una cierta frialdad en esta primera aventura de Tintín, se puede decir que ocurre todo lo contrario, es tal la pasión que Jackson y Spielberg han puesto en el proyecto que al final pareces estar pisando las arenas del desierto por las que van el intrépido reportero y el viejo lobo de mar o a bordo del barco pirata que embiste al Unicornio. En definitiva estamos ante una gran película de aventuras, en la que si hay que poner alguna pega sería que la técnica de la motion capture todavía no está depurada del todo pero aun así los dos superdirectores han conseguido que olvidemos películas como ‘Polar Express’ o ‘Beowulf’, y dejar Robert Zemeckis como un becario al lado de ellos.

Anuncios

INTRUDERS

‘Intruders’ es un interesante intento del cine español por trascender sus fronteras y llegar más allá. Para ello se elige una película de género, aquí no se sabe muy bien si de terror, de misterio o trhiller psicológico; un reparto internacional con actores ingleses, españoles y una holandesa de renombre; y se le da una buena factura en cuanto a ambientación, localización, música. La última película de Juan Carlos Fresnadillo cumple todos esos requisitos y aunque no resulta una cinta muy brillante sí que pertenece al capítulo de las interesantes y que se dejan ver. Ayuda el papel de ese padre misterioso interpretado por Cive Owens, la madre despegada que compone Carice Van Houten y en menor medida la madre desesperada que le toca en suerte a Pilar López de Ayala. Dentro de ese aspecto positivo destaca la recuperación en un pequeño papel de Héctor Alterio que, llevaba años si aparecer por la pantalla grande y que aquí resuelve de manera solvente. También hay que subrayar la puesta en escena y la economía de medios y paisajes que ayudan a crear la atmósfera de misterio que requiere el filme. Se puede decir que el director canario sigue en el camino correcto tras su interesante debut con ‘Intacto’, si bien con esta película no ha logrado del todo su propósito y ha dejado frío a mas de uno.