Si ves la tele, tuitea

Domingo noche: ‘No se si ver #Salvados o #ViajandoConChester‘.  Hace unos años sería impensable enterarte de una disyuntiva semejante, pero desde la aparición de las redes sociales ya se puede lanzar una pregunta así a los cuatro vientos para obtener una respuesta o un consejo de otro telespectador. Es lo que se llama la televisión social o Social TV, que se basa en el uso simultáneo de las redes sociales, en especial Twitter, y la antes llamada ‘caja tonta’. Es una tendencia  imparable y cada vez más programas de televisión incluyen durante su emisión una etiqueta o hashtag para invitar a los telespectadores a interactuar con ellos. Estudios recientes analizan esta relación y llegan a la conclusión de que la actividad en las redes sociales y los niveles de audiencia están estrechamente relacionados. Un informe sobre los Trending Topic en España muestra que la televisión acapara el 35 por ciento. Tanto para los telespectadores como para las cadenas de televisión supone algo beneficioso. Veamos por qué. Sigue leyendo

Anuncios

Benedict Cumberbatch, otro actor a seguir

Recientemente se estrenó ‘El topo’, una película interesante basada el la novela de John le Carré con un reparto espectacular encabezado por Gary Oldman. Dentro de ese extenso reparto destaca un joven actor, hasta ahora desconocido, al menos en España, que protagoniza algunos de los mejores momentos de la película. Su nombre es Benedict Cumberbatch y a partir de hoy puede que se haga más popular en nuestro país tras el estreno en Antena 3 de la serie sobre Sherlock Holmes que este joven actor protagonizó en 2010 con excelentes críticas. También próximamente llegarán otras cintas en las que participa como ‘el caballo de batalla’ de Steven Spielberg, y más adelante El Hobbit, y la nueva secuela de Start Trek, para la que acaba de ser fichado, que contribuirán a afianzar su carrera y a hacer que su poco común nombre se haga más conocido entre el gran público. De momento se puede disfrutar de su buen hacer en ‘El topo’, donde interpreta a un espía de los servicios secretos británicos que ayuda al personaje de Oldman a descubrir al infiltrado que pasa informaciones a los soviéticos. Y también, creo que esta misma noche, descubrirle en el Sherlock Holmes televisivo.

Desmontando a Victor Sandoval

Acabo de llegar a casa y al encender la tele aparece Enemigos íntimos, uno de esos programas de la factoría Telecinco, creados para retroalimentar a la cadena y asegurar una audiencia huérfana de otros programas que se deja seducir por el morbo. La estructura es simple se lleva un invitado para que despelleje a otra persona, preferentemente vinculada a Telecinco bien por haber participado en un reality o por ocupar una silla en uno de los programas del canal, lease Sálvame. En el de hoy el invitado es Nacho Polo, marido aun de Victor Sandoval, uno de los colaboradores del Sálvame, antaño popular por presentar Mamma Mia en Telemadrid, colaborador de la Campos, y aprendiz de actor en la prehistoria. En los últimos tiempos se ha hecho más popular por contar que le picó una araña y airear profusamente sus problemas de pareja, de salud y por su exagerado histrionismo. Pues bien el tal Nacho Polo ofrece una entrevista para desmontar a su exmarido hasta el punto que desmiente la supuesta picadura de la araña y cuestiona todo lo que ha venido contando éste por los platós en los últimos meses. La estrategia es clara, mañana, pasado y la semana que viene el Sálvame ya tiene un nuevo argumento y podrá estirarlo como un chicle interminable, Sandoval tiene una nueva cuota de protagonismo y la cadena sigue manteniendo cautiva a su audiencia que no distingue entre telebasura o telecultura, sino que solo busca desconectar, pasar un rato y recrearse en tragedias ajenas.